Índice de temas

Información para pacientes

En esta sección puede encontrar diversos artículos realizados por nuestro Departamento Científico sobre la prevención y tratamientos relacionados con nuestros productos. Para más información puede contactarse a cientifico@laboratoriosbernabo.com

Osteoporosis
La osteoporosis es una enfermedad esquelética sistémica, caracterizada por una baja masa ósea y un franco deterioro de la microestructura del hueso, todo esto se traduce en un hueso frágil y con altas posibilidades de fracturas al mínimo traumatismo.
Tanto hombres como mujeres experimentan cambios en su masa ósea como parte natural del proceso de envejecimiento. La osteoporosis posmenopáusica aparece como consecuencia del déficit estrogénico que acompaña a ésta etapa de la vida, pero existen otros factores que predisponen a esta enfermedad como ser: el exceso de corticoides, el hipertiroidismo, el exagerado reemplazo con hormonas tiroideas, el alcoholismo, la vida sedentaria, la inmovilización prolongada, las enfermedades gastrointestinales, el cigarrillo, los trastornos de la conducta alimentaria, amenorrea por atletismo, menopausia precoz.
Como primer medida será el médico quien realice un exhaustivo interrogatorio para sospechar o no la presencia de la enfermedad, se pueden solicitar marcadores de resorción ósea y el “Gold Standard” para el diagnóstico de la patología será la densitometría mineral ósea.
La densitometría mineral ósea es una exploración que utiliza dosis bajas de rayos x que pasan por todo el cuerpo y toman una radiografía a nivel de la parte más baja de la espina dorsal y de la cadera. Es decir, que mediante un sistema de RX de baja potencia, se puede medir la densidad de calcio de los huesos, ofreciéndonos datos sobre la posible presencia de una osteoporosis y el riesgo de fracturas óseas. La densitometría mineral ósea es una de las técnicas más fiables para medir la salud ósea y poder indicar el tratamiento adecuado para la osteoporosis.
Será el médico tratante quién decida a que paciente solicitar una densitometría de acuerdo a lo observado en la historia clínica y en el examen físico. Actualmente, se solicita una densitometría a: mujeres mayores de 65 años sin factores de riesgo, mujeres menores de 65 años con factores de riesgo, hombres de 70 años o más, adultos con antecedentes de fracturas por fragilidad, adultos con una enfermedad o condición asociada a baja masa ósea o pérdida ósea, adultos que toman medicaciones asociadas a baja masa ósea o pérdida ósea, para controlar la evolución del tratamiento.
La prevención de la osteoporosis comienza en la infancia con una buena nutrición y ejercicio. Básicamente la prevención incluye: una dieta rica en calcio y vitamina D, realizar actividad física, aeróbica regular y periódica, prevenir las caídas, tener los ambientes bien iluminados, instalar barras y/o agarraderas, evitar las alfombras y las alfombrillas en los baños, tener una dieta balanceada en proteínas, grasas y carbohidratos, que incluya nutrientes esenciales, como son las vitaminas (C, D, K) y los minerales (calcio, magnesio y zinc), evitar el cigarrillo y el café.
Muchos son los tratamientos utilizados actualmente: calcio, vitamina D, terapia de reemplazo hormonal, calcitonina, bifosfonatos. Estos se adaptarán acorde a una relación costo/beneficio entre la salud de la paciente y el tratamiento elegido. Hoy por hoy, son los bifosfonatos la terapia de primera elección en mujeres posmenopáusicas con baja densidad ósea y para pacientes posmenopáusicas con osteoporosis, especialmente en aquellas con fracturas preexistentes.
La densitometría ósea es una prueba diagnóstica que se utiliza para determinar la densidad mineral ósea. Se puede realizar con rayos x, ultrasonido o a través de isótopos radiactivos. Se indica para establecer el diagnóstico de osteoporosis.
El test trabaja midiendo la densidad mineral ósea de un hueso específico, usualmente la columna vertebral, cadera, antebrazo. La densidad de esos huesos es comparada con un valor promedio basado en edad, sexo, tamaño. La comparación de resultados obtenidos se usa para determinar el riesgo de fracturas y el estado de osteoporosis en un individuo.
Los criterios de la Organización Mundial de la Salud son:
  • Normal es un T-score de -1,0 o mayor
  • Osteopenia se define a tan bajo como -1,0 y mayor que -2,5
  • Osteoporosis se define como -2,5 o menor, significando una densidad ósea que es dos y medio las desviaciones estándar por debajo de la media de una mujer de 30 años.
  T-score Riesgo de fractura (RF)
Normal T-score entre -1 y +1. Cifras de densidad mineral ósea que no se desvíen más de 1 SD de la cifra media de un adulto joven (20-40 años, pico de masa ósea). Normal
Osteopenia T-score entre -1 y -2.5. Cifras de densidad mineral ósea entre 1 y 2.5 desviaciones estándar por debajo del pico de masa ósea del adulto joven. Doble que normal
Osteoporosis T-score por debajo de -2.5. Cifras de densidad mineral ósea por debajo de 2.5 desviaciones estándar con respecto al pico de masa ósea del adulto joven Cuádruplo que normal
Osteoporosis establecida T-score por debajo de -2.5 y presencia de una o más fracturas relacionadas con fragilidad ósea. Cada desviación estándar que disminuye la masa ósea, multiplica el riesgo de fractura por 2
Osteoporosis severa T-score entre -3.5 y -4.5. Cada desviación estándar que disminuye la masa ósea, multiplica el riesgo de fractura por 2